lunes, 7 de febrero de 2011

UN PÁJARO DENTRO DE LA CABEZA (A Head Full of Birds. Things are not Always what they Seem to Be) by luis mazas artasona. Febrero 2011.

En este mundo traidor
Nada es verdad ni mentira
Todo es según el color
Del cristal con que se mira

(Ramón de Campoamor 1817-1901)


De Doña María siempre habían dicho que tenía muchos pájaros en la cabeza, por eso no me extrañé al examinar las imágenes de la Tomografía por Resonancia Magnética craneoencefálica que le habían practicado. No es cierto que tuviera muchos pájaros, tan solo uno; acurrucado junto al tronco del encéfalo. Desde el centro de la imagen que había aparecido en la pantalla del monitor, el animal, miraba fijamente con su ojo negro y profundo, como si tuviera miedo y fuera a salir volando en cualquier momento. Por su aspecto, pico afilado, el pecho ahuecado y la cola desplegada me recordó al ave del paraíso (Figura 1).


 FIGURA 1)

Pedí consejo al Doctor Bisturini y aunque, un poco perplejo por el hallazgo, me creyó. A los pocos días, practicó una craniectomía perfecta y extrajo limpiamente al extraño ser que se había metido en el interior del cráneo de Doña María. Me dijo que estaba firmemente agarrado sobre una rama, la del quinto par craneal y que le había resultado imposible extraerlo con vida. Cómo no éramos expertos en pájaros, consultamos con el Doctor Patólogo que estaba considerado un especialista en la materia. Éste lo examinó minuciosamente y nos dio su opinión irrefutable en un informe prolijo, extenso y firmado: se trataba de un Neurinoma que se había desarrollado en la rama derecha del Trigémino.

A mí me hubiese gustado más que fuera un pájaro, para saber como actuar en la próxima ocasión. Cuando lo vi por primera vez, estuve a punto de acercarme hasta Doña María y dar unas palmadas sobre su cabeza. A ver si se asustaba el pajarraco aquel que tanto le molestaba y salía volando. Pero a veces las cosas no son lo que parecen y por eso no es prudente dejarse llevar por las apariencias. Y menos en nuestra profesión de interpretadores de claroscuros.

FIGURA 2) El supuesto pajaro estaba formado por dos partes. Una sólida delimitada por la línea roja y la cabeza por la cisterna prepontina.

FIGURA 3) La cola del pájaro sigue el trayecto de la rama derecha del trigémino, hasta el Cavum de Meckel, donde se encuentra el ganglio de Gasser. 


FIGURA 4) La flecha roja indica el tronco principal del V par derecho, donde creció el Schwanoma. 

Servicio de Radiodiagnóstico (Neurorradiología) Hospital Universitario Miguel Servet. (HUMS) Zaragoza.Spaiñ

4 comentarios:

  1. Muy lindo caso. Los radiologos no dejamos de ser tambien poetas.
    Jose Vega de Costa Rica-America Central

    ResponderEliminar
  2. Es la sal de de nuestra profesión Dr Vega. Las imágenes curiosas que contemplamos de vez en cuando nos resarcen de los sinsabores que nos producen otras más alarmantes. Un saludo. Luis Mazas.

    ResponderEliminar
  3. Dr. Maza: andaba yo deambulando por la web cuando tuve la suerte de toparme con su página. Felicitaciones, excelente trabajo. Aunque yo no soy radiólogo, usted me permite que muestre esta imagen a mis alumnos de psicología? Es tan curiosa e interesante...
    Lo felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Puede utilizar la imagen, sin ningún problema, para mostrarla a sus alumnos. Gracias por consultarlo.

      Eliminar