lunes, 29 de abril de 2013

CALCIFICACIÓN DE LOS PLEXOS COROIDEOS DE LOS CONDUCTOS DE LUSCHKA (Calcifications of Bochdalek's Flowers Baskets. CT and MRI Findings) by luis mazas artasona. Abril 2013

La calcificación fisiológica de los plexos coroideos del IV ventrículo encefálico, es uno de los hallazgos más frecuentes que se descubren en las exploraciones de Tomografía Computarizada craneoencefálica. Los Técnicos y Radiólogos están muy familiarizados con esta singularidad y la reconocen de inmediato como algo normal. Sin embargo, las calcificaciones de los plexos coroideos que discurren por los conductos de Luskha son fuente de error diagnóstico, debido a su peculiar aspecto lineal que simula un trayecto vascular. Por su morfología alargada y la situación a ambos lados del tronco del encéfalo, suelen confundirse con las arterias vertebrales ateromatosas o con pequeños focos de hemorragia subaracnoidea (Figura 1). 

Parece un detalle de poca importancia, pero cuando se le dice a una persona, que no tiene nada grave en el encéfalo, es lógico que muestre cierta inquietud si piensa que las paredes de sus arterias están calcificadas. En los siguientes apartados se muestran algunas imágenes demostrativas de este singular detalle anatómico, bastante frecuente en las personas mayores. No tiene ninguna significación patológica.

FIGURA 1) Imágenes típicas de los plexos coroideos calcificados de los conductos de Luschka, tal como se aprecian en una exploración de TC craneoencefálica.

Key Words: Calcifications of Bochdalek's Flowers Baskets. CT.
Los plexos coroideos del IV ventrículo se sitúan en la porción más caudal del mismo. Emiten unas prolongaciones que se introducen en los conductos laterales de Luschka y afloran ventralmente en las incisuras bulbo-cerebelosas. Los nombres con los que se conoce a estas estructuras bilaterales formadas por los conductos de Luschka y los plexos coroideos de su interior, es un tanto grandilocuente: Cuernos de la Abundancia o Cestos de Flores de Bochdalek

El cuerno de la abundancia es un símbolo mítológico de los antiguos griegos que se representa por un cuerno de cabra, de cuyo extremo surgen todo tipo de frutos y flores. Los conductos de Lushka también tienen forma de cuerno, cuya punta se origina en los recesos laterales del cuarto ventrículo; el cuerpo se incurva en sentido anterior y del extremo distal ampular surgen los plexos coroideos en forma de dos yemas rojizas que los neurocirujanos pueden apreciar a simple vista cuando practican una craniectomía  occipital. Es comprensible que a los anatomistas que contemplaran por primera vez, las prominencias rojizas de los plexos coroideos, asomando en el extremo de los conductos de Luschka, les recordasen un ramo de flores rojas.  El nombre de Bochdalek se puso en honor de Vincent Alexander Bochdalek, anatomista y cirujano, nacido en Praga en el año 1801.

 En las siguientes imágenes 2 y 3 se representa el trayecto de los conductos y la emergencia de los plexos que tan frecuentemente se aprecian calcificados en las imágenes de Tomografía Computarizada.

FIGURA 2) Representación pictórica figurada de los conductos de Luschka emergiendo de los recesos laterales del IV ventrículo

FIGURA 3) Representación pictórica, en proyección axial, de los conductos de Luschka emergiendo de los recesos laterales del IV ventrículo, y los plexos coroideos de Bochdalek en sus extremos.

A) ASPECTO DE LOS PLEXOS COROIDEOS DE BOCHDALEK EN TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA. 

Los plexos coroideos que afloran por los conductos de Luschka sólo son visibles, en las imágenes de Tomografía Computarizada, en las personas mayores, cuando se calcifican.

FIGURA 4) Calcificación de los plexos coroideos en el IV ventrículo y en el conducto de Luschka derecho.
FIGURA 5) Calcificaciones de los plexos coroideos de Bochdalek (flechas)

FIGURA 6) En esta imagen se aprecia la comunicación de los plexos calcificados de Bochdalek, con los del IV ventrículo, a través de los conductos de Luschka.

FIGURA 7) En esta imagen con contraste yodado endovenoso se observan realzados los plexos de Bochdalek.

FIGURA 8) En esta imagen de Tomografía Computarizada se aprecia la comunicación de los plexos calcificados de Bochdalek, con los del IV ventrículo, a través de los conductos de Luschka (Flechas rojas). Pueden confundirse con calcificaciones vasculares.


B)  ASPECTO DE LOS PLEXOS COROIDEOS DE BOCHDALEK EN TOMOGRAFÍA POR RESONANCIA MAGNÉTICA (TRM) (IRM)

En las imágnes de Tomografía por Resonancia Magnética, (TRM), el aspecto cambia por completo. No se aprecian las calcificaciones, como es lógico, pero sí se observan los plexos,  como unas estructuras alargadas que pueden confundirse con tumores de los pares craneales, con los que están en contacto, como el Glosofaríngeo (Figura 8). Estos plexos aparecen isointensos, con el parénquima cerebeloso en todas las potenciaciones. Cuando se conocen estas estructuras, ya no hay equivocación posible. 

FIGURA 8) Secuencia FIESTA (GE) potenciada en T2*. Los plexos de Bochdalek (flechas rojas) se aprecian como dos prominencias alargadas que contactan con los nervios Glosofaríngeos (flechas amarillas).

FIGURA 1) Representación figurada de los "Cuernos de la abundancia" formados por los conductos de Luschka, representados en color amarillo. Los plexos de Bochdalek se representan en rojo, siguiendo el trayecto de los conductos.


FIGURA 2) Los plexos coroideos de Bochdalek tal como se ven en una imagen de TRM, secuencia de Eco de Gradiente potenciada en T2* (GR-T2*).


FIGURA 3) Aspecto de los plexos, con la secuencia (Fast Spin Eco-FSE) potenciada en Densidad Protónica.

FIGURA 4) Aspecto en una imagen de Espín Eco, potenciada en T2 (FSE-T2). Recuerdan las nervaduras de una hoja de árbol ovalada.

FIGURA 5) Aspecto en la secencia FLAIR-T2.

FIGURA 6) Aspecto en la secuencia EPI potenciada en Difusión Isotrópica (EPI-DWI).

FIGURA 7) Los plexos coroideos aparecen realzados en la secuencia FSE-T1 con contraste Gadolinio (flechas).

FIGURA 8) Aspecto globuloso de los plexos de Bochdalek, en una persona joven. Secuencia FSE-T2. Por su aspecto, pueden confundirse con algún tumor de los pares craneales. El hecho de que sean bilaterales y simétricos disipa las dudas, 

FIGURA 9) Aspecto de los plexos de la misma persona joven, en la secuencia FLAIR-T2.


FIGURA 10) Aspecto de los plexos, con la secuencia (FSE) potenciada en Densidad Protónica. (Flechas)

FIGURA 11) Los plexos destacan realzados en la secuencia FSE-T1 con Gadolinio endovenoso (Flechas).

BIBLIOGRAFÍA:
1. Horsburgh A, Kirollos RW, Massoud TF. Bochdalek's flower basket: applied neuroimaging morphometry and variants of choroid plexus in the cerebellopontine angles. Neuroradiology. 2012;54 (12): 1341-6.
2) Weerakkody, Little David. Bochdalek's flower basket. Radiopaedia.Org.

Servicio de Radiodiagnóstico (Neurorradiología).Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS) Zaragoza. Spaiñ









No hay comentarios:

Publicar un comentario