viernes, 24 de febrero de 2012

RADIOPROTECCIÓN EN TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA: PROTECTORES OCULARES DE BISMUTO (CT:Bismuth Eyewear) by luis mazas artasona. Febrero 2012.

Entre los dispositivos  de protección radiológica que se utilizan en las exploraciones de Tomografía Computarizada, cabe destacar los protectores de Bismuto. Están formados por una lámina flexible recubierta de una fina capa de Bismuto. Hay diseños especiales para los ojos (en forma de gafas) y para las mamas (rectangulares y más grandes). Realmente sólo atenúan la dosis de radiación en un 45 %. Pero algo es algo.

 Los protectores oculares tienen como misión reducir la dosis absorbida por los cristalinos durante una exploración de TC craneo-encefálica. Aunque aparecieron en el mercado hace pocos años, han tenido una gran aceptación porque se utilizan mucho. Son fáciles de colocar, pero tienen algún inconveniente que se puede corregir con facilidad (Figura 1).

FIGURA 1) En la imagen del topograma se observa el protector de bismuto, por delante del área orbitaria.  No se ha colocado así por capricho.
Key words: Bismut eyewear.


                           
FIGURA 2) En cambio, en  este niño el protector ocular se ha colocado pegado a los párpados, en un afán de proteger al máximo al pequeño, pero el resultado ha sido negativo. ¿Por qué?.

FIGURA 3)  Cuando se coloca el protector pegado a los ojos el bismuto produce numerosos artefactos que impiden la visualización del área orbitaria  y del parénquima cerebral. Si hubiese tenido un pequeño retinoblastoma, por ejemplo, no se hubiera visto. Está bien proteger, pero la primera obligación es diagnosticar, así que el invento no resultaba de gran utilidad, si producía tantos artefactos.



FIGURA 4) Afortunadamente, a alguien se le ocurrió la brillante idea de colocar el protector sobre un recorte de esponja y rodearlo todo con una gasa. El conjunto se inmoviliza con las cintas de sujeción  del reposacabezas del escáner.

FIGURA 5) Con este procedimiento tan ingenioso, los resultados saltan a la vista. El protector queda elevado por delante de los ojos. Así, al separarlo de la cara, no se han producido artefactos y el efecto atenuador de la radiación es el mismo. Felicitaciones a quien se le ocurrió la idea.
  
CASO 2)                                                                                                            

También hay que tener en cuenta cómo se coloca. Ni muy alto, ni muy bajo. Justo delante de los ojos, de lo contrario, sólo adorna pero no protege.



 FIGURA 1) En este niño el protector se ha colocado en la frente, el resultado se aprecia en la imagen siguiente.
 

FIGURA 2) Al estar mal colocado, el protector produce un extenso artefacto blanco que impide la correcta visualización de la región frontal.
Servicio de Radiodiagnóstico (Neurorradiología) Hospital Universitario Miguel Servet. (HUMS) Zaragoza.Spaiñ

1 comentario:

  1. Qué buena idea poner una esponja! Estoy formándome en Radiología y tengo una pregunta: en los TAC craneales también es necesario proteger la región gonadal? Y el tiroides?
    Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar