viernes, 11 de noviembre de 2011

ENFERMEDAD DE ALZHEIMER. DIAGNÓSTICO MEDIANTE ERMH+ (Alzheimer´s Diagnosis by "in vivo" Hydrogen Magnetic Resonance Spectroscopy) by luis mazas artasona. Noviembre 2011.

La enfermedad de ALZHEIMER, también conocida como demencia senil de tipo Alzheimer es un proceso patológico, de etiología desconocida,  que afecta al Sistema Nervioso Central y se caracteriza desde el punto clínico por una sintomatología muy variada que puede confundirse con otras enfermedades neurodegenerativas que afectan a las personas mayores. En algunas ocasiones se puede diagnosticar mediante Espectroscopia por Resonancia Magnética (ERM).

    

 FIGURA 1) Espectrograma de una persona con Alzheimer 
              


Uno de los primeros síntomas que refieren los pacientes es la pérdida de memoria, más acentuada de lo normal, motivo por el que son ellos mismos los primeros en darse cuenta de su enfermedad. Posteriormente, los familiares comienzan  a notar un deterioro cognitivo que evoluciona de manera progresiva y rápida. También suelen observar en estos enfermos desconexión con el medio que les rodea  y trastornos inexplicables de la conducta, en una persona que nunca se comportó de esa manera. A medida que avanza la enfermedad, el deterioro neurológico empeora y, por eso, suelen  volverse irritables e incluso agresivos.


La sintomatología descrita no es exclusiva de la enfermedad de Alzheimer, y suele ser parecida a otras demencias seniles como la que se observa en las personas que sufren múltiples infartos cerebrales por arterioloesclerosis. Por ese motivo resulta dificil establecer un diagnóstico certero. Casi siempre suele establecerse por exclusión. No existen test fiables. Actualmente se intenta llegar al diagnóstico mediante una combinación de exámenes sicológicos y pruebas de Diagnóstico por Imagen como la Tomografía Computarizada (TAC) y la Tomografía por Resonancia Magnética (TRM). La primera es completamente anodina porque sólo permite constatar atrofia cerebral difusa de predominio frontal y temporal. Pero estos hallazgos son poco demostrativos porque también son frecuentes en otros tipos de demencias seniles. En nuestra opinión no debiera realizarse un examen de TAC para detectar Alzheimer; es perder tiempo y dinero. En cambio la TRM, complementada con Espectroscopia por Resonancia Magnética (ERM), en la misma exploración, aporta una serie de datos que, en algunos enfermos, pueden ser determinantes. A continuación presentamos tres ejemplos de E de Alzehimer diagnósticados mediante TRM y ERM.

   CASO 1)

Paciente de 58 años que fue enviado a nuestra Unidad para que le fuera practicada una exploración de TRM  y ERM porque presentaba una sintomatología progresiva de deterioro neurológico. Los hallazgos que asociamos a E. de Alzheimer son los siguientes:

1) Secuencia FLAIR. No se aprecian infartos en el parénquima encefálico que pudieran sugerir una demencia de tipo multi-infartos. Exclusión de una causa muy frecuente de demencia senil. (Figura 1)

2) En esta imagen, llama la atención el adelgazamiento de la corteza en los lóbulos frontales, comparada, por ejemplo, con los de la ínsula (Figura 1).

3) En la imagen potenciada en T2 se observa atrofia cerebral difusa, moderada, como único hallazgo de interés. Casi podría ser etiquetada de "normal para su edad" (Figura 2).

4)  Realizamos ERM, colocando el recuadro (ROI) sobre la corteza de ambos lóbulos frontales. Los hallazgos detectados en el Espectrograma indican un descenso marcado del pico del N-Acetil Aspartato, con una ratio NAA/ Creatina de 1´24, cuando esta cifra debiera ser de 1´50, por lo menos. El NAA es un metabolito neuronal y su descenso  indicaría indirectamente que se ha producido la destrucción de neuronas de la corteza cerebral. También se observó una elevación del espectro del mioInositol (mI).  Diagnóstico de presunción, Alzheimer que se comprobó con el tiempo (Figura 3).


FIGURA 1-1


FIGURA 2-1
FIGURA 3-1


CASO 2)
Paciente de 64 años enviado a nuestra Unidad para que le fuera practicada una exploración de TRM  y ERM porque también mostraba una sintomatología progresiva de deterioro neurológico. Los hallazgos que se encontraron fueron los siguientes:
1) Secuencia FLAIR. Tampoco  se aprecian infartos en el parénquima encefálico que pudieran sugerir una demencia de tipo multi-infarto. Hay más atrofia que en el paciente número uno.

2) También llama la atención el adelgazamiento de la corteza en los lóbulos frontales.
3) En la imagen potenciada en T2 se observa atrofia cerebral difusa, llamativa para su edad. Hallazgo poco específico.

4)  Realizamos ERM, colocando el recuadro (ROI) sobre la corteza de ambos lóbulos frontales. Los resultados del Espectrograma indican un descenso marcado del N-Acetil Aspartato, con una ratio NAA/ Creatina de 0´78, y elevación del espectro del mioInositol (mI). Diagnóstico de presunción, Alzheimer que también se comprobó en poco tiempo.

 FIGURA 2-1

FIGURA 2-2
FIGURA 2-3
.  
CASO 3)

Paciente de 68 años enviado a nuestra Unidad para que le fuera practicada una exploración de TRM  y ERM porque también presentaba una sintomatología progresiva de deterioro neurológico. Los hallazgos que se encontraron fueron similares a los detectados en los dos enfermos anteriores:

1) Secuencia FLAIR. No se aprecian infartos en el parénquima encefálico que pudieran sugerir una demencia de tipo multi-infarto. Resulta sorprendente el deterioro clínico con una exploración morfológica que pudiera darse de normal, a primera vista.

2) Adelgazamiento de la corteza en los lóbulos frontales.

3) En la imagen potenciada en T2 se observa atrofia cerebral difusa, llamativa para su edad. Hallazgo poco específico

4) Realizamos ERM, colocando el recuadro (ROI) sobre la corteza de ambos lóbulos frontales. Los hallazgos detectados en el Espectrograma indican un descenso marcado del N-Acetil Aspartato, con una ratio NAA/ Creatina de 0´93, y elevación del espectro del mioInositol (mI). Diagnóstico, Alzheimer que también se corroboró con la rápida evolución clínica.
FIGURA 3-1

FIGURA 3-2
                                                           


FIGURA 3-3
Concluyendo, los hallazgos que corroboran la sospecha clínica son los siguientes:

1) Imágenes de TRM casi normales, si exceptuamos la atrofia que puede presentarse en muchas personas mayores, sin sitomatología clínica.

2) Descenso del espectro del NAA, con una ratio NAA/CR ligeramente mayor o menor que 100.

3) Aumento moderado del pico del MioInositol (mI)

Y si todo ello se acompaña de una sintomatología clínica de deterioro neurológico importante,  la Espectroscopia orienta hacia el diagnóstico de Alzheimer.

1 comentario:

  1. Gracias Luis! Te vas a hartar de recibir ERM a mi nombre! ;)

    ResponderEliminar