jueves, 3 de marzo de 2011

COEFICIENTES DE ATENUACIÓN DE LOS CONTRASTES YODADOS by luis mazas artasona. Marzo 2011.

Habitualmente, en los libros de Tomografía Computarizada, los valores densitómetricos que se atribuían a las diversas estructuras anatómicas, cuando las mediciones se hacían después de administrar contraste yodado endovenoso, en inyección rápida, oscilaban entre (+100 y +250 UH), como máximo. Sin embargo, en la práctica cotidiana real, estas cifras sufren unas oscilaciones muy importantes dependiendo del lugar donde se han realizado las medidas y del momento posterior a la inyección. Éste puede coincidir con las diversas fases de distribución de los contrastes por los tejidos del organismo: arterial, venosa y parenquimatosa, con lo cual las cifras variarán de una fase a otra.

El uso de contrastes de elevada concentración, en las exploraciones de Tomografía Computarizada y la utilización de inyectores automáticos también ha contribuido a aumentar las diferencias de concentración entre unas estructuras y otras.


Figura 1) Como la inyección se realiza, habitualmente, en una vena de la flexura del codo, las cifras que se detectan antes de que el contraste llegue a la cava superior suelen ser muy elevadas (+1575 UH), porque la concentración de quelatos de yodo es muy alta, en los primeros segundos postinyección.


Figura 2) Cuando la embolada de contraste ha llegado a las cavidades derechas del corazón y comienza a distribuirse por la arteria pulmonar y la aorta, las cifras comienzan a disminuir de manera gradual decreciente desde la cava inferior (+715 UH) hasta la aorta descendente (+175 UH), pasando por valores intermedios (+291 UH) en la arteria pulmonar y (+224 UH) en la aorta ascendente.

Servicio de Radiodiagnóstico (Neurorradiología) Hospital Universitario Miguel Servet. (HUMS) Zaragoza.Spaiñ

No hay comentarios:

Publicar un comentario