lunes, 6 de agosto de 2012

QUISTES SEBÁCEOS DEL CUERO CABELLUDO (Sebaceous Scalp Cysts: CT and MRI Findings) by luis mazas artasona. Agosto 2012.

Uno de los hallazgos más frecuentes en las exploraciones de Tomografía Computarizada o Tomografía por Resonancia Magnética (TRM) craneoencefálicas son los quistes sebáceos del cuero cabelludo. Hay quien los confunde con osteomas, aunque son lesiones completamente distintas y su repercusión patológica también. 

Los quistes sebáceos pueden formarse debajo de la piel de cualquier parte del cuerpo. Son nódulos duros, desplazables porque no están adheridos a estructuras profundas. Se originan en la dermis, en la base de un folículo piloso. Rodeados por una cápsula, contienen restos de tejidos cutáneos y conglomerados de queratina. En las personas mayores es muy frecuente el depósito de  calcificaciones grumosas que les confieren el aspecto hiperdenso que tienen en las imágenes de Tomografía Computarizada (Figura 1). 

Son de morfología redondeada, están en contacto con el hueso, pero no dependen de él como los osteomas que se originan en el hueso compacto cortical y tienen una base de inserción plana. En las imágenes de Tomografía por Resonancia Magnética se presentan hipointensos (oscuros) en todas las potenciaciones. Tampoco se realzan con contraste. Los quistes sebáceos son siempre benignos y no se extirpan, salvo cuando son muy grandes, por problemas estéticos.

FIGURA 1) Reproducción figurada, en la que se representa la cápsula de los quistes y el contenido con calcificaciones grumosas.
Key words: Sebaceous Scalp Cysts. Epidermal inclusion cysts

FIGURA 2) Imagen axial de TC cráneo-encefálica en la que se observan dos quistes sebáceos calcificados del cuero cabelludo. Es un hallazgo muy frecuente y no deben ser etiquetados de osteomas. 

FIGURA 3) Imagen magnificada de los dos quistes, donde se aprecia su dependencia del cuero cabelludo.

FIGURA 4) Los quistes sebáceos también se detectan en las exploraciones de TRM. Se presentan como un nódulo hipodenso, bien delimitado, que no tiene relación con el cráneo.

FIGURA 5) Por su elevada concentración en sales cálcicas, los quistes sebáceos no varían en las imágenes potenciadas en T2 (FLAIR-T2).

FIGURA 6) En esta imagen de Tomografía Computarizada se aprecian las calcificaciones grumosas de algunos quistes sebáceos.

MÁS QUISTES SEBÁCEOS: MORE CYSTS                                        

CAS0 1)                                                   

FIGURA 1-A) Imagen de Tomografía Computarizada. Se aprecian dos quistes sebáceos, con pequeñas calcificaciones.

FIGURA 1-B) Los dos quistes en la potenciación en T2. (FLAIR sequence)

FIGURA 1-C) Y los dos quistes calcificados tal como se aprecian en la potenciación en Densidad Protónica.

CASO 2)                                                 


FIGURA 2-A) En esta imagen se puede apreciar la cápsula del quiste. No siempre es visible.

CASO 3)                                                


FIGURA 3-A) Quiste sebáceo calcificado. Es redondo y está separado de la tabla externa del cráneo.

FIGURA 3-B) En esta imagen tiene un aspecto parecido a la grasa subcutánea. ¿será  un lipoma?

FIGURA 3-C) Las cifras del coeficiente de atenuación confirman la naturaleza de la lesión. Quiste sebáceo: Tiene valores positivos (36 UH) en comparación con los negativos de la grasa (-65UH).

CASO 4)                                                                                                          


FIGURA 4-A) Quiste sebáceo calcificado. Está separado de la tabla externa del cráneo.

FIGURA 4-B) Quiste sebáceo calcificado.

FIGURA 4-C) FSE-T1. Quiste sebáceo.

FIGURA 4-D) FSE-T1. Quiste sebáceo.

 FIGURA 4-E) FLAIR-T2. Quiste sebáceo.

FIGURA 4-F) FSE-T1 + Gd. Quiste sebáceo.

 FIGURA 4-G) FSE-T2. Quiste sebáceo.

Servicio de Radiodiagnóstico (Neurorradiología). Hospital Universitario Miguel Servet. (HUMS) Zaragoza.Spaiñ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada