martes, 7 de enero de 2014

BANDA ESCLERAL DE SILICONA: HALLAZGOS EN TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA (Silicone Bands to Repair Retinal Detachments: CT Findings) by luis mazas artasona. Enero 2014.

Hace un año recopilamos y publicamos en "El Baúl" una serie de imágenes con los implantes artificiales utilizados por los traumatólogos y los neurocirujanos en las intervenciones de la columna vertebral. El objetivo que se buscaba era familiarizar a los Técnicos y Radiólogos con la gran variedad de dispositivos biomédicos que se observan en las imágenes radiológicas. Desgraciadamente el listado no tiene fin, porque es frecuente encontrar prótesis artificiales en cualquier estructura anatómica. Y pueden inducirnos a errores diagnósticos si no las conocemos.

 En el área orbitaria ya hemos visto los implantes de cerámica que se colocan después de una enucleación del gobo ocular, pero hay otros muchos más, como las Bandas Esclerales de Silicona. En la Figura 1 se observan dos pequeños puntitos hiperdensos (167 UH) situados a ambos lados del globo ocular derecho. Si no sabemos de qué se trata es mejor no mencionarlos en el informe de una exploración de TC craneoencefálica, porque se pueden confundir con calcificaciones. En realidad corresponden a dos fragmentos de una banda escleral implantada para tratar un desprendimiento de retina.

FIGURA 1) Aspecto de una banda escleral de silicona rodeando el globo ocular derecho.


El implante es permanente y no se aprecia a simple vista, pero sí en las exploraciones de Tomografía Computarizada. Como es de silicona, no supone ninguna contraindicación para realizar estudios de TRM. Las bandas esclerales son prótesis oculares en forma de anillo que se colocan alrededor del globo ocular, como terapia quirúrgica  para frenar la extensión de un desprendimiento de retina. Este grave percance se produce por una rotura de la capa más interna de las tres que forman la pared del globo ocular: esclerótica coroides y retina.

 La retina está formada por un retículo de células interconexionadas que recogen los estímulos visuales. Éstos serán enviados al cerebro para su interpretación en las áreas visuales de la corteza occipital. Si la retina se desgarra, se produce un despegamiento progresivo de la misma que terminará en una pérdida de la visión. Para evitar que el desprendimiento se extienda se utilizan varias técnicas quirúrgicas como la crioterapia, fijación con láser o las bandas esclerales. Sólo nos interesan estas últimas porque son las únicas que pueden confundirnos, por desconocimiento. 

CASO 1)                                                                                                        

En las siguientes imágenes de TC se observa una banda escleral en el ojo derecho, con resultado completamente satisfactorio.

FIGURA 1) En la imagen se observa un desprendimiento de la retina, con hemorragia en forma de media luna. Si no se corrige pronto el desprendimiento, afectará a toda la retina.

FIGURA 2) La banda escleral actúa como un anillo externo que hace presión sobre el globo ocular impidiendo que la retina se despegue de la coroides.

FIGURA 3) Aspecto real de una banda de silicona.

FIGURA 4) En esta imagen axial de TC se aprecian dos pequeños fragmentos de una banda escleral colocada en el ojo derecho. La presión del implante deforma la morfología del globo ocular pero impide que el desprendimiento de la retina avance.

FIGURA 5) Trayecto superior, continuo, de la banda escleral.

CASO 2)                                                                                                          

En estas tres imágenes se observa otra banda escleral, implantada en el ojo derecho, con resultado negativo. El globo ocular aparece más hiperdenso por los cúmulos hemorrágicos secundarios al desprendimiento de la retina.

FIGURA 1) En este paciente se observa la banda escleral que rodea a un globo ocular derecho más denso que el izquierdo. En este caso la banda no funcionó bien y la persona  perdió la visión en el ojo.

FIGURA 2) Aspecto de la banda en cortes muy finos, de 0´5 mm.

FIGURA 3) Trayecto curvilíneo de la banda.

Servicio de Radiodiagnóstico. Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS) Zaragoza.Spaiñ.






2 comentarios:

  1. Una imagen muy curiosa e interesante para los que no estamos familiarizados con la cirugía ocular pero vemos TACs craneales con cierta frecuencia.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo. Eso mismo me pasó a mí la primera vez que las ví. Por eso quiero compartir mis pequeños hallazgos con los demás, aunque no tengan mucha importancia desde el punto de vista del manejo del paciente. Trabajo en un hospital muy grande y, cuando parece que todo está inventado, me sorprendo de las cosas que hacen nuestros colegas. Es un poco agobiante, porque siempre hay que estar en guardia, pero también resulta entretenido resolver "los crucigramas" que nos plantea la Medicina. Un saludo.

      Eliminar