lunes, 18 de junio de 2012

UTILIDAD DEL COEFICIENTE DE ATENUACIÓN EN TOMOGRAFÍA COMPUTARIZADA (Usefulness of CT Attenuation Coefficient) (Hounsfield Units (UH) Scale) by luis mazas artasona. junio 2012.


La atenuación que sufre un haz de rayos X cuando atraviesa los tejidos era un fenómeno físico ya conocido en Radiología, pero al que no se había encontrado utilidad práctica hasta la aparición del EMI-ESCANNER en la década de los setenta. El COEFICIENTE DE ATENUACIÓN, como magnitud física se considera una de las grandes aportaciones de Godfrey Newbold HOUNSFIELD al Diagnóstico Radiológico. Todos los escáneres de Tomografía Computarizada son capaces de medir y expresar en cifras exactas el grado de atenuación que producen los tejidos corporales de una persona sobre el haz de rayos X cuando realiza un barrido circular en el transcurso de cualquier exploración. Es un parámetro específico y exclusivo de la modalidad de Tomografía Computarizada. 
Se expresa en Unidades Hounsfield (UH) e indica la densidad de los tejidos que componen el cuerpo humano. Pero, ¿tiene alguna utilidad?. Rotundamente sí. No se utiliza mucho en la práctica cotidiana, pero en alguna ocasiones puede sacarnos de dudas, con una certeza total. A continuación presentamos dos casos sencillos donde se demuestra, la utilidad de esta función técnica.


Fotografía del EMI MARK I construido por Hounsfield. El prototipo con el que se obtuvo la primera imagen de TAC craneoenecefálica en octubre del lejano 1971.




CASO 1)                                                                                    

Paciente de 24 años que había sufrido un aparatoso accidente de tráfico y fue llevado a nuestra unidad para realizarle una exploración de TC craneoencefálica.




FIGURA 1-1)  Imagen axial de TAC craneoencefálica. A primera vista no se detectaron graves complicaciones, como hemorragias intracraneales o fracturas. Sin embargo, al examinar con más detalle parecía haber una pequeña imagen hipodensa, redondeada, en el espacio subaracnoideo parieto-occipital de la cisura interhemisférica. ¿Qué era?. Se confundía con el líquido cefalorraquídeo.

(CT craneoencephalic performed ​​to a young man who had suffered a serious accident. At first glance we did not detect serious complications such as intracranial bleeding or fractures. However, an examination in more detail, seemed to have a small hypodense, rounded image in the parietooccipital subarachnoid space of the interhemispheric fissure. What was it?. It was confused with the cerebrospinal fluid.


FIGURA 1-2)   Ante la duda, lo primero que se hizo  fue modificar el nivel y la amplitud de ventana (WW 505 WL -177). Toda la imagen se fue clareando menos la bolita redondeada, sospechosa, que permaneció oscura. Sólo con esta sencilla maniobra se demostró que su composición era distinta a la del líquido cefalorraquídeo, aunque su color negro fuera parecido. ¿Qué podía ser?

(When in doubt, the first thing we did was to modify the window´s level and witdh (WW 505 WL -177). The entire image was changed to white, escept the little round ball that remained obscure. Only with this simple maneuver we can demonstrate that their composition was different from the cerebrospinal fluid, although its color like were black. What could it be?)





FIGURA 1-3).  El tercer paso fue medir el  coeficiente de atenuación. Se obtuvieron unas cifras de -202.83 UH, como se puede apreciar en la imagen. Esa densidad sólo podíade corresponder a aire, por tanto, la pequeña imagen hipodensa era una burbuja de aire que había penetrado dentro del cráneo desde alguno de los senos paranasales. No había duda alguna, gracias a la medida del Coeficiente de Atenuación. Indirectamente era un signo de fractura craneal, con desgarro de la duramadre y de la aracnoides. El hallazgo agravaba el pronóstico.

(The third step was to measure the attenuation coefficient. The measurement obtained -202.83 UH, as we can see in the image. This density can only correspond to air. Hence the small hypodense image was a bubble of air that had penetrated into the cranial cavity by cause of a traumatic skull fracture. There was certainly due to the measurement of the attenuation coefficient. Indirectly it was a sign of skull fracture with tearing of the dura and the arachnoid. The finding worsened prognosis.)


CASO 2 .                                                                                                       

Este es otro caso demostrativo de la utilidad del coeficiente de atenuación en Tomografía Computarizada. Paciente de 65 años que fue enviado para realizar una exploración de TC craneoencefálica porque padecía vértigos e inestabilidad desde hacía un mes. Sintomatología muy anodina.



FIGURA 2-1)  En esta imagen se observo una pequeña bolita redondeada, hipodensa, en la región frontal de la cisura interhemisférica. ¿Era liquido cefalorraquídeo o aire como en el caso anterior? No podíamos saberlo con certeza.

(In this picture there was a small, round,hypodenses small ball, in the frontal region of the interhemispheric fissure. Was cerebrospinal fluid or air, as in the previous case? We could not know for sure.)


FIGURA 2-2). Esta vez medimos directamente los valores de atenuación. Las cifras detectadas fueron de -36.88 UH. Valores ligeramente negativos propios de la densidad de la grasa. Por tanto,  la imagen correspondía a un pequeño lipoma. Hallazgo fortuito sin significación patológica, pero gracias a la medida del coeficiente de atenuación, no había duda sobre su naturaleza. Idéntica a una burbuja de aire pero distinta composición.

(This time we directly measured the attenuation values​​. It were detected -36.88 UH. Slightly negative values ​​that reflected the density of the fat. In this case the suspicious image corresponded to a small lipoma. An incidental finding without pathological significance, but thanks to the measurement of attenuation coefficient, we have no doubt about its nature. Identical to an air bubble but different composition.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada